Saltar al contenido
1000 frases de amistad

Frases bíblicas de amistad

febrero 6, 2019

Por que Dios es todo amor y es nuestra guía de vida, dedícale a tu amigo una de las mejores frases de bíblicas de amistad que te presentamos aquí.

Si estás buscando frases de amistad cristianas embebidas dentro de una imagen, también puedes hacerlo, simplemente da clic en el icono de la imagen debajo de cada frase y ésta se convertirá en una linda fotografía que podrás compartir por facebook, whatsapp o twitter.

Nuca dejes de expresar lo linda que es tu amistad con esas personas especiales que lo dan todo por ti. Éstas frases de amistad católicas además pondrán a Dios en el medio e iluminaran ese gran vínculo afectuoso. Puedes elegir frases cortas o frases largas, elige la que más te guste y compártela con un clic.

Frases de amistad bíblicas y cristianas para dedicar


La amistad es el premio divino a nuestra fe.


Cuantos más amigos tengas, más liviana será tu carga.
La amistad se construye día a día con fe, amor y confianza.
Tener un amigo fiel es tener un ángel de la guarda en la tierra.
Honrar la amistad es honrar a Dios.
La vida nos enseña lo valioso de una amistad sincera.
Cuando Dios nos pone pruebas, también nos da amigos, para ayudarnos a ganarlas.
Dios nunca nos abandona, su amistad es infinita y eterna
No valorar una amistad, es despreciar el regalo más bello que nos otorgó Dios.
Para que una amistad perdure, sólo debemos dar y recibir amor.
No existe en la vida pecado más grande que traicionar una amistad.
Si el amor es amistad, entonces ama hoy, mañana y siempre.
Los Ángeles de la guarda son los amigos que Dios pone un tu camino.
No hay bendición más bella en esta vida, que una amistad sincera.
El poder de la fe y la amistad, son las armas más poderosas para combatir la maldad.
En la vida los amigos pueden ser más leales que la propia familia.
Cuando Dios dijo ama a tu prójimo como a ti mismo, nació la amistad.
Que Dios te bendiga con la amistad, es el mejor de los regalos.
El que con murmuraciones rompe una amistad, no merece misericordia divina.
Donde hay amistad, hay bendición asegurada.
Lo mejor de la amistad, es saber que nunca estarás solo en el camino de la vida.
La amistad es el camino más corto a la felicidad.
Amistad divina es aquella que no pone condiciones.
Nada puede ser más bueno, que el amigo que te acerca a Dios.
El camino se hace fácil, si un amigo te acompaña a recorrerlo.
Los amistad te abraza en las tribulaciones de la vida.
Sólo los débiles de corazón abandonan a un amigo que los necesita.
La amistad no se mide con los ojos, sino con el corazón.
Un corazón puro, perdona al amigo arrepentido.
Sólo aquel que tenga el corazón envenenado, puede hablar mal de un amigo.
Un hogar lleno de amigos, es un hogar bendecido por Dios.
La abundancia de amigos es más importante que la abundancia material.
Si un hombre no tiene amigos, poco te puedes fiar de el.
Nada más acogedor que los brazos de un amigo.
Abre tu corazón a la amistad y Dios te recompensará con la felicidad.
Si das la espalda a tu amigo, le das la espalda a dios.
Al defraudar la confianza de un amigo, humillas a Dios.
Si le robas a tu amigo, te cierras las puertas del cielo.
El que humilla a un amigo, no merece su perdón.
Cuida la casa de tu amigo como si fuera tuya.
Amar a tu amigo es un acto divino.
Agradece a Dios por la salud y la amistad que hay en tu vida, son cosas que no se pueden comprar.
La más grata sorpresa que nos da el destino,es la amistad.
No hay corazón más grande y humilde que aquel que abriga a los amigos.
Si Dios te premia con amigos, cuídalos como un tesoro sagrado.
Los verdaderos amigos, son hermanos del alma.
Te deseo una vida llena de amigos.
Para superar una tristeza, no hace falta valor, hacen falta amigos.
La verdad en una amistad,es un valor que no debe faltar.
Si abres tus brazos a un amigo, abres tus brazos al amor divino.
Amar a tu amigo es amarte a ti mismo.
En la familia y la amistad, el amor debe sobrar.
Amar a tu amigo es amar a Dios.
Un verdadero amigo nunca te alejara de Dios.
Si quieres agradar a Dios nunca desampares a un amigo que te necesita.
Como Jesús con sus discípulos, así fraterna es la amistad.
Hacen falta amigos de corazón puro, para enfrentar la adversidad.
Si es pura la amistad, grande es la bendición.
Recibir amigos, es recibir bendiciones.
Ayudando a tus amigos agradas a Dios.
Tener amigos es tener compañía divina.
Si te falta amor, visita a un amigo, si te sobra amor, visita a un amigo.
Cuando te cueste seguir, busca refugio en los brazos de un amigo.
Un amigo que seque tus lágrimas, es la respuesta a tus oraciones.
Sólo un buen amigo entiende sin palabras.
Nunca despreciar los consejos de un amigo, es la forma en la que Dios trata de ayudarte.
Creer en la amistad, también es creer en dios.
Nunca olvides que la amistad debe ser pura como el corazón de un niño.
Si te has disgustado con un amigo, no lo comentes con sus enemigos.
Ayudar a un amigo es alimentar el alma de ambos.
Cuando la amistad reina en tu vida, la paz reinará en tu corazon.
Si atacan a tu amigo, defiendelo como León a su cría.
Si en tu casa hay abundancia, comparte con tus amigos.
No hay momento más amargo, que una amistad no pueda endulzar.
Cuando a tu amigo le falten fuerzas, cargalo y ayúdalo a levantarse.
Si lastimas a tu amigo, enfurecido estará Dios.
Si un amigo te acompaña en tus días débiles, no lo olvides en los días felices.
La tarea más fácil de cumplir es la amistad.
La sonrisa de un amigo, puede derrotar nuestras tristezas.
Cuando los amigos se juntan, el espíritu santo bendice.
El secreto de una amistad no es otra cosa que el amor sincero.
La llegada de un amigo agranda la familia
El hogar lleno de amigos, es un hogar feliz.
La abundancia de amigos, es abundancia de espíritu.
No hay dolor que un amigo no pueda calmar.
No pude haber amistad si no hay solidaridad.
La amistad es como el amor de Dios, no tiene fin.
Bendice a tu amigo y Dios te bendecirá a ti.
Cuando la amistad es sincera, no hay mal que pueda destruirla.
La amistad vence al odio.
Un hombre con amigos, no necesita riquezas.
Sólo la verdadera amistad prospera en el tiempo.
Un hombre sin amigos, es un hombre desdichado.
Si no hay amor del bueno, no hay amistad genuina.