Saltar al contenido
1000 frases de amistad

Frases de amistad de un amigo a otro amigo

febrero 6, 2019

¿Estás buscando las mejores y más originales frases de amistad de un amigo a otro amigo? Estás en el sitio correcto, porque hemos agrupado las mejores frases para dedicar a tu amigo.

Porque las frases más conocidas han pasado de moda y es muy común verlas dando vuelta, éstas frases para un amigo son divertidas y más elocuentes. No obstante, todas persiguen lo mismo, fortalecer el vinculo de la amistad entre amigos.

Si estás peleado con el, nunca es tarde para enmendar un error o simplemente para recordar que la amistad traspasa muros y que nada puede hacer que estén distanciados. Compartí tu frase favorita o tu imagen con un solo clic y dale valor a tu vida.

Se el primero en pedir perdón, eso no te hará más débil, te llenará de orgullo y felicidad. No esperes más saluda a tu amigo con las más lindas frases.

Las mejores frases de un amigo a otro para dedicar


Me di cuenta, cuán valiosa es nuestra amistad, el día que le mentí a mi novia, para salir de joda con vos amigo.


Priorizar el asado del domingo con mi amigo, eso es amistad.
Amigo mío, desde que te conocí, mi vida es un completo desastre, pero soy feliz.
Aunque mi novia te odie, yo te banco a muerte amigo.
Nuestros equipos de fútbol son rivales, pero vos y yo somos amigos, eso es lo de verdad importante.
Cuando está todo bien me divierto con mi amigo, cuando está todo mal me desahogo con mi amigo, cuando estoy de mal humor, me peleo con mi amigo, así de simple, en todas con mi amigo.
Soy afortunado en esta vida, tengo salud, trabajo y un amigo de fierro, no podría pedir más.
Mi amigo es, el que se prende en todas, el que me alienta, me apoya, me aconseja, mi amigo es un loco lindo.
Amistad es, compartir con mi amigo, la última cerveza que queda en la heladera.
Lo único que tengo en común con vos amigo mío es la locura.
Con mi amigo todo es divertido, desde comer un asado, hasta pelear por fútbol.
Mirar a mi amigo sin decir nada y reírnos de lo mismo, no tiene precio.
Que me falte todo, menos mi amigo, el fútbol y la cerveza.
Mi amigo y yo contra las órdenes de mi mujer, ese si que es amistad.
Mi amigo es el único hombre que me vio llorar, y lejos de burlarse, lloró conmigo.
Como no defender a mi amigo, si el se pelea con la novia por salir a bailar conmigo.
Despertar con resaca, sin entender como llegaste vivo a tu casa, hasta que veo a mi amigo, y entiendo porque lo elegí.
Mi amigo es de esos amigos que no saluda para fechas especiales, ni se acuerda cuanto hace que somos amigos, pero cada vez que lo necesito, está ahí firme a mi lado.
Si hay alguien con quien no necesito caretas, ese es mi amigo, con el puedo ser yo al 100℅.
Gracias a mi amigo, no cometí el peor error de mi vida, volver con mi ex.
Sólo tú amigo, eres capaz de entender, esa desesperante obsesión que tengo con mi ex.
Que tu amigo haga café, mientras vos lloras porque tú novia te dejó, éso es amistad verdadera.
Puedo separarme de una mujer, pero de mi amigo nunca, más que amigos somos hermanos.
Con mi amigo nos complementamos perfectamente, el tiene la facha y yo tengo el chamullo.
Un amigo que tome con vos es divertido, pero un amigo que te diga: vos toma, que yo manejo, es lo mejor que te puede pasar.
Al instante de conocer a mi amigo, supe que nuestra amistad sería duradera, porque los dos somos incorregibles.
Me pueden faltar las ganas de ir a trabajar, de jugar a la pelota, de salir a bailar, pero nunca me faltan las ganas de una charla con mi amigo.
Mi amigo se la juega conmigo, en el baile, en el barrio, en la vida, por eso en todas con vos amigo.
Mi idea de un día perfecto, incluye asado, música, fútbol y la infaltable presencia de mi amigo.
Amistad es compartir,  la cerveza con vos amigo.
Lo único que tengo en común con mi amigo, es la locura.
Con mi amigo todo es divertido, desde comer una hamburguesa, hasta pelear por fútbol.
Que me falte todo menos mi amigo y el fútbol.
Mi amigo y yo contra las órdenes de mi mujer, eso es amistad verdadera.
Sólo puedo pedir una cosa a la vida, que me deje caminar junto a mi amigo durante toda mi vida.
Gracias amigo por estar cuando te necesito, por alegrar mis momentos más complicados, por apoyarme en cada paso de mi vida, gracias por ser mi amigo.
Ni el fútbol, ni la burra, ni las mujeres, pueden separarme de mi amigo.
La única persona, que puede despertarme temprano, sin sufrir las consecuencias, es mi amigo, el es intocable.
Ni el amor de una mujer, puede ser capaz de enfrentarme con mi amigo, el es la persona en la que más confío.
A nadie le tengo más confianza, que a mi amigo, su lealtad no necesita de pruebas.
Puedo fallar en muchas cosas en la vida, pero fallarle a mi amigo, jamás.
Cuando estoy mal, el primero en acercarse, es mi amigo, por eso, cada vez que el me necesita, yo, soy el primero en llegar.
Si el mundo se terminara mañana, no dudaría en pasar, mi último día de joda con mi amigo.
Mi amigo es ese hermano, que el destino puso en mi camino, mi amigo es mi familia.
Las anécdotas más divertidas de mi vida, son las vividas con mi amigo, esas que no se pueden contar.
Amigo del alma, saber que cuento con tu amistad, es uno de los privilegios más importantes de mi vida.
Una noche divertida con mi amigo, es todo lo que necesito, para cargar las pilas.
No hay problema que un abrazo de mi amigo, no pueda resolver.
Gracias al apoyo de mi amigo, he superado, los momentos más difíciles que pasé en mi vida.
Jugar a la play con mi amigo, es saber, que vamos a terminar desparramados por el piso, pero con las mejores carcajadas.
Mi amigo tiene un don, es el único que puede arrancarme una sonrisa, cuando mi equipo pierde el partido.
Amigo mío, sólo quiero que sepas, que voy a estar con vos, cada vez que me necesites, porque nuestra amistad es incondicional.
En la vida, encontrarme con mi amigo, fue la casualidad más divertida del mundo.
Ver a tu amigo durmiendo, y hacerle la peor de las maldades, eso, es mantener viva la amistad.
Una de las cosas más inolvidables, que recuerdo de mi vida, son las borracheras con mi amigo.
Una charla con mi amigo, es un un antídoto infalible, para mis de mal humor.
Tener un compañero de ruta que sea mi cómplice en mis aventuras, es todo lo que necesito para ser feliz, gracias amigo por estar.