Saltar al contenido
1000 frases de amistad

Frases motivadoras de fútbol

julio 3, 2019

En la vida de un futbolista, sea a nivel amateur o profesional, se pasan por distintas etapas, momentos en los que nos sale todo bien, y en otros donde no nos sale nada y estamos con una energía negativa pero a la misma vez buscando la solución a nuestro mal momento futbolístico.

La carera de un deportista parece simple desde alguna perspectiva, pero la realidad es que no solo se sufre en lo emocional, sino también en el desgaste físico. Soportar lesiones a veces implica seguir un tratamiento físico y terapéutico ya que suspender la actividad genera un mar de sensaciones negativas.

Bien se sabe que un futbolista no solamente es un deportista, sino que es una persona la cual siente, ve,  escucha, y necesita en ciertos momentos complicados motivación para poder desempeñarse de la mejor manera posible. No todo es físico, también juega un papel importante la mente y la energía que porta cada uno.

En esta lista, te presentamos frases cortas motivadoras de fútbol para dedicar y motivar a cualquier deportista cercano que tengamos, o a nuestros ídolos en las redes sociales para aportarles esa cuota de buenas vibras.

Mejores frases motivadores de fútbol


Un partido no define tu calidad de jugador, a veces necesitamos aprender a trabajar en grupo para ganar.


El resultado de un partido no dice nada, sólo es una oportunidad para conocer donde debemos mejorar.
El fútbol no sólo es un deporte, es un p pasatiempo, un hobby, un motivo para juntar amigos, el fútbol es una noble pasión.
Nada como un partido de futbol para mejorar el estado físico y mental, porque el fútbol te hace feliz.
Una competencia de fútbol es un duelo de Titanes, sólo quien ama el fútbol puede entender esa adrenalina.
Jugar al fútbol es lo más maravilloso de esta vida, porque el fútbol es un sano deporte si se practica con el corazón.
No sólo el cuerpo se usa para jugar al fútbol, lo más importante es la mente, porque sin estrategia el partido es un partido perdido.
El fútbol se juega con el alma y el corazón, entregando todo en cada partido como si fuera el último.
Nada como un partido de fútbol para levantar el ánimo, no importa se gana o se pierde lo importante es jugar.
La sensación de jugar un partido de fútbol es una de las mejores que puedas vivir, el fútbol es adrenalina en su estado puro.
Salir a la cancha dispuesto a todo, así se juega un buen partido entregando cuerpo y alma en cada jugada.
Cualquiera puede jugar al fútbol, pero no cualquiera puede hacerlo con el corazón, el fútbol corre por las venas
Jugar al fútbol es entregar la vida en cada jugada, es sentir amor por la camiseta que se defiende.
El fútbol se vive al máximo, se juega con amor y pasión, de lo contrario la derrota está asegurada.
El partido depende de tu mente, si estás dispuesto a ganar demuéstralo en la cancha.
Sentir el fútbol en el corazón es razón más que suficiente para ser un ganador, no importa el resultado cuando amas el fútbol.
El fútbol se siente en el pecho, esa es la única forma de jugar para ganar, se vive con fanatismo y emoción.
Jugar al fútbol con amigos es la mejor terapia para un día difícil, nada como disfrutar un partido rodeado de amigos.
No esperes ganar si te preparas a perder, salir a la cancha con determinación y firmeza para dar lo mejor en cada jugada.
Juega para ganar siempre, no importa la derrota si se deja el cuerpo y el alma en la cancha, sólo importa jugar.
Superar a tu oponente es la meta, planea tu jugada y confía en tu equipo, sólo así llegará la victoria.
Al equipo siempre se lo apoya, no importa el resultado del partido, jamás se abandona al equipo.
El fútbol es un estilo de vida, una manera intensa de sentir el deporte,con el cuerpo, el alma y el corazón.
Un equipo con hinchada tiene todo para ganar, porque el apoyo de los fanáticos es la energía más grande que hay.
No hay mejor antidepresivo en el mundo que un partido de fútbol con amigos, esa terapia levanta el ánimo y te llena de alegría el corazón.
Nunca abandones a tu equipo, aún cuando el resultado no sea el esperado, en la vida y en el fútbol el apoyo lo es todo.
Si tú equipo gana festeja, si tu equipo pierde apoyarlo es lo mejor que puedes hacer, porque el equipo se lleva en el corazón.
Jugar al fútbol es salir a la cancha a dejar sudor y esfuerzo, sin importar cual sea el resultado, se juega con alma y vida.
Un partido de fútbol no define tu capacidad, un partido es sólo una oportunidad para mejorar.
Llevar la camiseta con orgullo es una experiencia que sólo un verdadero fanático puede vivir.
Defender a tu equipo es un deber, amar la camiseta un honor, sólo aquél que ama el fútbol puede vivir esta experiencia.
Una hinchada de fútbol grita con el corazón, canta con el alma y apoya a su equipo pase lo que pase.
Jugar al fútbol es agitar corazones con una simple jugada, es hacer vibrar de alegría cada instante del partido.
Un jugador de fútbol jamás abandona al equipo, no importa lo que duela, no importa el cansancio, siempre juega hasta el final.
No hay satisfacción más grande que jugar un partido hasta el final, no importa la derrota lo importante es no abandonar.
La cancha es un lugar donde las emociones sobran y la pasión se siente en cada rincón, a cada instante.
Nunca dudes de tu equipo, un equipo es la unión de las fuerzas, donde cada compañero entrega todo en cada jugada.
La victoria llegará si sabes jugar en equipo, nunca olvides eso cuando salgas a la cancha.
Piensa cada jugada, analiza cada paso, porque la victoria sólo llegará si estás dispuesto a dar todo en la cancha.
Besar la camiseta después de cada partido no tiene precio, ganar o perder es sólo un resultado, la camiseta es sagrada.
Un equipo con garra, con fuerza y corazón no necesita nada más para triunfar.
Seguir a tu equipo aunque pierda, aunque llueva, aunque viaje lejos, siempre apoyando con el corazón.
Un fanático del fútbol es aquel que apoya a su equipo en todo momento, llevando la camiseta tatuada en el alma.
Salir a la cancha sin miedo a perder hace grande al equipo, para ganar primero se debe perder el miedo a la derrota.
Nada como ver a tu equipo ganando con valentía, no importa cuántas veces lo viste perder, lo importante es estar ahí.
Los colores de la camiseta son los colores más hermosos que puedan existir, es una emoción difícil de explicar.
El fútbol se vive como la pasión más grande de este mundo, sólo así se puede jugar sin temor a perder.
Fútbol y pasión son dos caras de la misma moneda, el fútbol se vive con pasión, no puede ser de otra manera.
El fútbol es alegría, adrenalina, pasión, cosas que sólo un fanático puede vivir y que no puede explicar.